Saltar al contenido

Por esta razón millones de usuarios de WhatsApp emigran a Telegram y Signal

telegram y signal

El mundo de los servicios de mensajería se volvió una especie de caos esta semana. Desde el anuncio de las nuevas políticas de privacidad de WhatsApp, son muchos los que han llamado a los usuarios a migrar inmediatamente a los competidores más reconocidos: Telegram y Signal.

La situación ha escalado tanto, que en tan sólo los últimos días, casi 30 millones de usuarios se unieron a Telegram, lo que sin duda representa un record para la aplicación. Las razones para los usuarios son sencillas: no quieren que sus datos sean recopilados.

Defendiendo la privacidad

Aquellos usuarios que defienden a capa y espada la migración desde WhatsApp a Telegram y Signal, lo hacen debido a la noticia de que WhatsApp ahora compartirá los datos de los usuarios con el resto de aplicaciones del gigante de Facebook.

En un principio muchas personas sintieron que su privacidad estaba siendo violada al considerarse que Facebook utilizaría el contenido de las conversaciones de WhatsApp para utilizar estos datos con fines publicitarios.

Por su parte, aunque WhatsApp rápidamente corrió a afirmar que las conversaciones están cifradas de extremo a extremo, por lo que la privacidad está resguardada, y que sólo compartirían datos que el usuario aceptó compartir como su número telefónico, su fotografía de perfil o su descripción, fue demasiado tarde.

Tan sólo comenzando el año, WhatsApp experimentó una caída del 11% en el número de descargas de la app, mientras que los números usuarios de plataformas de mensajería como Telegram y Signal aumentan.

Esto reavivó mucho más los debates sobre como las grandes compañías están manejando los datos personales de los usuarios, quienes cada vez están más reacios a sacrificar su privacidad para poder hacer uso de servicios gratuitos.

Telegram y Signal: La alternativa más segura

Los usuarios que desinstalaron WhatsApp de sus dispositivos están migrando a Telegram  y Signal, pero esta no es una decisión impulsiva en lo absoluto. Por una parte, Facebook, la compañía que posee WhatsApp, tiene una reputación bastante negativa en cuanto al manejo de datos de los usuarios.

Telegram, por su parte, es una aplicación que se toma muy en serio la privacidad y seguridad de sus usuarios. De hecho, comenzó a ofrecer mensajes con cifrado de extremo a extremo mucho antes de que WhatsApp siquiera considerara esta opción.

Así mismo, Telegram también ofrece muchas opciones diversas de privacidad, como las conversaciones secretas, cuyo contenido no sólo se autodestruye, sino que no puede ser respaldado de ninguna forma, ni siquiera copiando el contenido de los mensajes o tomando captura de pantalla.

Ahora bien, Signal consiguió un empujón en popularidad gracias a Elon Musk, conocido rival de Zuckerberg, quién publicó un tuit diciendo “Usen Signal”, que se volvió viral inmediatamente. Incluso Jack Dorsey, creador de Twitter, le hizo retuit a este mensaje del CEO de Tesla.

Esto llevó a que sus cifras de descargas se incrementaran exponencialmente, al igual que las de Telegram. Signal no sólo posee cifrado de extremo a extremo, sino que se aseguran de mantener privados todos los datos de los usuarios, incluso para ellos mismos.

Integración de los servicios de Facebook

La nueva política de privacidad de WhatsApp responde a un intento por integrar todas las aplicaciones de Facebook, incluyendo Instagram, WhatsApp y Messenger. El problema es que Facebook no se tomó en serio la tarea de hacer una campaña de información previa a los usuarios.

Aunque esta decisión de Facebook no resulta del todo sorpresiva, si sacudió las bases entre sus millones de usuarios, ya que muchos sintieron que el aviso, que les apareció a muchos al ingresar en la app luego de la última actualización, de que debían aceptar las nuevas políticas de privacidad o prescindir del servicio, resultó un tanto agresiva.

Y aunque ahora WhatsApp ha intentado comunicar por todos los medios que implica realmente esta nueva medida, y también hagan un esfuerzo arduo por tratar de desmentir los rumores e, incluso, resarcir el daño al aplazar la fecha límite de implementación de estas políticas, puede que sea un poco tarde.

Ya son muchos los usuarios que quieren dar un paso más allá, y están instando a las personas a dejar de utilizar Facebook e Instagram, para destronar a Mark Zuckerberg como rey de las redes sociales, aunque esto es un poco más complicado debido a las prestaciones que ofrecen estas redes sociales.

Se necesita más que simplemente borrar la app

El tema de la privacidad de los datos en el entorno digital de la actualidad resulta, por lo menos, polémico, ya que cualquier usuario que acceda a internet, cree un correo electrónico o se suscriba a servicios, está dando acceso a las grandes compañías a sus datos personales.

Con todo el revuelo ocasionado por WhatsApp y Facebook, muchos usuarios han corrido a simplemente desinstalar la app e instalar alguna de sus seguidores, sin embargo, al hacerlo WhatsApp aún continúa teniendo almacenados los datos de los usuarios.

Por ello, no es suficiente con desinstalar la app si decidiste no volver a usar este servicio más nunca. En ese caso debes eliminar tu cuenta de WhatsApp. Para hacerlo sólo debes seguir estos pasos:

  1. Primero debes abrir WhatsApp, y tocas los tres puntos de la parte superior derecha si tienes Android, o darle al botón de la parte inferior derecha en iPhone.
  2. En el menú que se abre, dirígete a la opción de Ajustes.
  3. Ya dentro del menú de Ajustes, dirígete a la opción de “Cuenta”.
  4. Aquí te aparecerá la opción de “Eliminar mi cuenta”, cuando selecciones esta opción, te aparecerá una pantalla de confirmación donde deberás indicar que deseas eliminar tu cuenta.

Es importante que tomes en cuenta que una vez que elimines WhatsApp, todos tus datos de conversaciones, foto de perfil, grupos, copias de seguridad y otros se eliminarán por completo de los servidores, por lo que debes hacer respaldo de cualquier información importante que tengas allí por otros medios antes de realizar este paso.

Una vez que hayas eliminado una cuenta de WhatsApp, podrás desinstalar la aplicación sin ningún problema, y migrar a otra opción que te parezca más adecuada.

Eso sí, ten siempre en consideración, cada vez que vayas a crear una nueva cuenta en cualquier servicio, que debes leer detenidamente las políticas de privacidad de las mismas, para que puedas tener en claro que uso les estarán dando a tus datos personales a través del internet. Esto incluye desde correos electrónicos a cualquier otro servicio de aplicaciones u online.

Las Redes Sociales