Saltar al contenido

Snapchat Dysmorphia: Adolescentes realizan cirugías plásticas para parecerse a sus selfie con filtro

Snapchat Dysmorphia

El auge de redes sociales de fotografía como Instagram y Snapchat han provocado un aumento notorio en la demanda de cirugías estéticas, sobre todo entre adolescentes.

Cada vez son mas los que llegan al consultorio con sus selfies retocadas con filtros, deseando que el cirujano los haga lucir exactamente igual.

Y es que estos filtros de realidad aumentada, no solo permiten colocarte corazones o las famosas orejas de perrito, sino que también, te permiten afinar y adelgazar el rostro, perfilar tu nariz, cambiar el color de tu cabello e incluso agrandar el tamaño de tus ojos o cambiarlos de color.

Según un estudio del Departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (EE.UU), estas personas se preocupan fuera de lo normal por sus defectos físicos, lo que conlleva a un uso desmedido de filtros que modifican la apariencia.

Este comportamiento ha dado lugar a una enfermedad mental que los científicos denominan como: “Snapchat dysmorphia“. El conocido trastorno dismórfico corporal (BDD por sus siglas en inglés), que se manifiesta cuando las personas están preocupadas más allá de lo normal por algún supuesto defecto o falta de perfección, adopta ahora en muchos jóvenes una nueva forma y dimensión.

Y es precisamente aplicaciones como Snapchat, Instagram o Facetune, las responsables de esta “nueva realidad de la belleza” y del cambio en la demanda que denuncian los especialistas.

¿Que es el Trastorno Dismórfico Corporal?

Es un trastorno en el cual una persona piensa que tiene un defecto físico, o cree que un defecto leve es mucho peor de lo que en realidad es.

La persona llega a preocuparse de tal manera con la idea, que esta la perturba e interfiere en su vida.

El trastorno dismórfico corporal suele comenzar en la adolescencia, pero puede afectar a grupos de todas las edades, y se da tanto en hombres como en mujeres.

Muchas personas se preocupan por pensar que tienen algún defecto físico, pero estos pensamientos, por lo general, van y vienen.

Quien padece de un trastorno dismórfico corporal está tan preocupado por su apariencia, que esto le afecta de manera considerable la vida.

Por lo general, el defecto percibido es mínimo o imaginario. La preocupación puede ser con respecto a cualquier parte del cuerpo.

Es frecuente que las personas que padecen de un trastorno dismórfico corporal se preocupen por alguna parte de la cara, por ejemplo, la nariz, el pelo, el cutis, los ojos, el mentón y los labios.

La queja más frecuente es que algo es demasiado grande o demasiado pequeño, o bien desproporcionado.

¿Como saber si alguien padece Snapchat Dysmorphia?

Los síntomas del trastorno dismórfico corporal varían de persona a persona. Algunas personas evitan el contacto social, porque las pone ansiosas y las estresa. Otras personas se exponen al público, pero están constantemente nerviosas y acomplejadas.

En el caso del Snapchat Dysmorphia, el uso de filtros de realidad aumentada en cada una de sus fotografías, la negación de aceptar su apariencia real, el excesivo uso de maquillaje para cubrir sus imperfecciones y el deseo constante de realizarse cirugías para modificar su apariencia son los síntomas claves de este nuevo trastorno mental.

El estudio, publicado en el portal JAMA Facial Plastic Surgery, recuerda que la edición de fotografías estaba inicialmente solo al alcance de las celebridades, cuando los rostros de modelos libres de imperfecciones copaban las portadas de las revistas y los anuncios. La llegada al gran público de esos mismos métodos de edición digital está haciendo destrozos sobre la autoestima de los adolescentes.

La coautora del estudio Neelam Vashi, en declaraciones al sitio web Inverse, recordó que antes la mayoría de los potenciales pacientes solicitaban una rinoplastia, algo que implica retocar y afilar el puente de la nariz, sin embargo, en la actualidad, la mayoría de las personas solicitan implantes capilares, aumento o relleno de labios, cirugía cosmética de los párpados y una reorganización de las proporciones del rostro, con el fin de hacerlas más simétricas, para así imitar lo que muestran los filtros de Snapchat.

Consideraciones Finales sobre el Estudio

El artículo afirma que el fenómeno puede meterse con tu cabeza, fomentando algunas ideas poco saludables sobre lo que realmente ves en el espejo, y en tú teléfono. El doctor Patrick Byrne, director del Departamento de Plástico Facial y Reconstructivo de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, dice que la raíz del problema es bastante simple: en la era del selfie, las personas simplemente ven más sus rostros y cuerpos, que cuando no existían los teléfonos inteligentes.

Hoy en día la presión por verse bien en las fotos está cada vez mas presente. Las plataformas de redes sociales, los foros en linea e incluso las aplicaciones de citas, muestran una irreal imagen de ti. En un conjunto reciente de estadísticas de la Academia Estadounidense de Cirugía Facial Plástica y Reconstructiva, el 55% de los cirujanos plásticos faciales informaron haber visto pacientes que querían mejorar su apariencia en selfies en 2017, un aumento del 13% con respecto al año anterior.

Está claro que laSnapchat dysmorphia, es más que solo querer parecerse a una versión idealizada de ti mismo, tan fácilmente accesible con filtros y aplicaciones de retoque. Es una llamada de alerta sobre las inseguridad que tenemos en la actualidad sobre nosotros mismos y la presión que ejerce la sociedad en las personas de ser y verse perfectos.

Comenta con Facebook